Amazon podrá repartir paquetes con drones

Amazon ya tiene el visto bueno de la FAA, organismo federal encargado de regular el espacio aéreo de los EEUU, para utilizar, aunque con restricciones, vehículos autónomos voladores en tareas de logística. “Prime Air”, nombre del proyecto que la compañía ya anunció en julio del pasado año, espera poder entregar paquetes en menos de 30 minutos, incluso en áreas rurales o de difícil acceso.

Se trata de una licencia experimental para estudiar la viabilidad de este servicio y Amazon tendrá que compartir con la FAA los datos de todos los vuelos y los detalles de cualquier contratiempo que surja durante el control de los drones. Entre los requisitos se encuentra que los drones permanezcan en contacto visual con un operador en tierra que posea un certificado oficial de pilotaje, no vuelen a más de 120 metros de altura y se utilicen solo durante el día y con buenas condiciones de visibilidad.

Aunque Amazon no pretende usar “Prime Air” para todos sus envíos, sí cree que podría ser una alternativa válida para ciertos casos, como el envío de paquetes a zonas de difícil acceso.

Por ahora la capacidad de carga de los prototipos es de 2,25 kilos, un buen valor si se tiene en cuenta que según la compañía el 86% de los envíos que realiza en la actualidad tienen un peso menor. Las aeronaves, que cuentan con ocho hélices para maniobrar en el aire, tienen un alcance de 16 kilómetros.

Amazon no es la única interesada en esta herramienta. Varias compañías de mensajería, como UPS y FedEX o la alemana DHL, han anunciado también en los últimos meses programas piloto para evaluar la viabilidad del reparto de paquetes mediante drones; y Google tiene un proyecto similar en áreas rurales de Australia, conocido como “Project Wing”, que forma parte de su división de proyectos especiales de investigación y desarrollo, Google X.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *