La Policía alemana recupera 1.500 obras de arte robadas por los nazis

El semanario alemán Focus ha publicado esta semana que la policía alemana ha recuperado alrededor de 1.500 cuadros que los nazis robaron o confiscaron y entre los que se encuentran obras de Pablo Picasso, Henri Matisse, Marc Chagall, Emil Nolde, Franz Marc, Max Beckmann y Max Liebermann. Las obras han sido halladas en la vivienda en Múnich de Cornelius Gurlitt, un hombre de 80 años, cuyo padre Hildebrand Gurlitt, fue un marchante de arte que tras la II Guerra Mundial aseguró haber perdido gran cantidad de obras en los bombardeos de Dresde.

Los cuadros fueron encontrados amontonados y entre basura en la casa del anciano, que durante más de 50 años guardó en secreto la colección y fue vendiéndola según sus necesidades económicas. Esto fue precisamente lo que puso a la policía sobre la pista, cuando en 2011 Cornelius Gurlitt fue descubierto volviendo de Suiza con una gran cantidad de dinero en efectivo.

Los cuadros se encuentran en la actualidad en una cámara de seguridad del servicio de aduanas de Baviera mientras la historiadora del arte Meike Hoffmann trata de establecer su autoría y valor. El hallazgo podría suponer un drástico avance en las investigaciones para restituir a sus legítimos propietarios el arte robado por los nazis. El precio de esta colección en el mercado podría ser de unos 1.000 millones de euros.

La Fiscalía Federal alemana está estudiando acusar a Cornelius Gurlitt por un presunto delito de evasión fiscal.

Consultada por diversas agencias, la Fiscalía de Augsburgo ni confirmó ni desmintió la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *